Tu Canal Médico

Excelencia Médica TV

Excelencia Médica TV: Tu Canal Médico

El sedentarismo y sus riesgos

La inactividad es un factor al que en la actualidad millones de personas se encuentran expuestas y que es una condición que pone en riesgo la salud y vitalidad de quienes están inmersos en ella.

video
En principio es importante saber ¿qué es un estilo de vida inactivo?

Esto se refiere a un ritmo en el que la persona pasa mucho tiempo sentado o acostado, haciendo poco o nada de ejercicio y puede afectar a niños, jóvenes o personas adultas.

En España, por ejemplo, al menos un 50% de los niños no cumple con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de mantener un estilo de vida activo y con una rutina de ejercicios diaria.

Estudios también indican que en los Estados Unidos y en el mundo, la gente pasa más y más tiempo en forma sedentaria. En sus tiempos libres las personas suelen estar a menudo sentados, ya sea frente a la computadora u otro dispositivo, viendo la televisión, jugando videojuegos o incluso trabajando..

¿Cómo afecta un estilo de vida sedentario a su cuerpo?

  • Cuando una persona tiene un estilo de vida inactivo quema menos calorías, lo que hace que aumenten las probabilidades de subir de peso
  • Se puede perder masa muscular y resistencia, porque no se usan tantos músculos
  • Los huesos se debilitan y pierden algo de su contenido mineral
  • El metabolismo puede verse afectado y su cuerpo puede tener más problemas para sintetizar grasas y azúcares
  • El sistema inmunitario no funciona bien
  • Pueden existir problemas de circulación
  • Tiende a haber inflamación
  • Se está propenso a desarrollar desequilibrios hormonales

¿Cómo puedo ser más activo en la casa?


  • Las labores de la casa y en el jardín son actividades físicas: para aumentar la intensidad, puede intentar hacerlo a un ritmo más fuerte.
  • Manténgase en movimiento mientras ve televisión: puede levantar pesas de mano, hacer algunos estiramientos suaves de yoga o pedalear una bicicleta estática.
  • En lugar de usar el control remoto del televisor, levántese y cambie los canales usted mismo.
  • Haga ejercicio en casa con un video de entrenamiento (en su televisor o en internet).
  • Póngase de pie cuando hable por teléfono.